En un verde jardín, cerca de una pequeña plaza, hay una fuente donde chorreaba el agua muda, donde resbalaba la piedra. Las hojas de un verde muy oscuro, eran casi negras. El viento de septiembre las besaba y se llevaba a las amarillas hojas secas que jugaban entre el polvo blanco de la tierra. Donde una dulce doncellita llenaba el cántaro de una bonita agua trasparente. Ella miraba el aire de la bonita tarde.

AUTOR: CARLOS MOLINA MOLINA