20121212204530-resized-resized-dinosaurio.jpg

                                 CAPITULO 1


      Erase una seis chicas llamadas Silvia, Isabel Simón, Malena, Andrea, Ángela y Isabel Olmedo. Yo soy una de ellas soy Silvia y os voy a contar una historia que nos pasó a mis amigas y a mi.

         Está historia comienza en el colegio, cuando mis amigas y yo estábamos en el recreo hablando sobre la clase de conocimiento del medio, hablamos sobre los dinosaurios y de como desaparecieron. Cada una decía una cosa de como desaparecieron los dinosaurios nadie se ponia  de acuerdo pero a mi se me ocurrió una idea y dije:

         -¿ Por qué no construimos una máquina del tiempo para viajar al pasado y ver quien lleva razón?

        Mis amigas se quedaron como diciendo pero eso es imposible pero yo dije :

       -Chicas ¡pero si somos muy listas podemos hacer cualquier cosa que nos propongamos!

      Esa frase convenció a mis amigas así que al día siguiente quedamos en mi casa para construirla y al final logramos construir una máquina del tiempo.

     Una semana después la probamos con un papel y si desaparecía la máquina estaba lista para viajar, y así fue, entonces mis amigas y yo metimos en una mochila lo necesario para viajar y nos fuimos al pasado. Cuando llegamos vimos a un dinosaurio con el cuello muy largo, era impresionante.

     Pero esa cara de  entusiasmo se nos quitó muy rápido al ver que se había despertado un volcán y que todos los dinosaurios morían abrasados por la lava así que enseguida volvimos a mi casa. Pero antes de irnos vimos unos huevos muy pequeños, a Malena le dio tanta lastima que los cogió y los metió en su mochila.

     ¡Que tarde es! os seguiré contando está interesante historia la semana que viene.

 


CAPITULO 2

 

      Cuando llegamos a mi casa vinimos todas muy asustadas, pero Ángela estaba muy satisfecha al saber que ella tenía razón.

     ¿Os acordáis cuando en el último capítulo Malena cogió los huevos de dinosaurio? Pues no se acordaba de que los había cogido; así que pasaron varios meses y el dinosaurio ya había crecido .

      Un día por la noche, el dinosaurio se escapó de la casa de Malena y entonces destrozó toda la ciudad. La gente se quedo asombrada ¡ un dinosaurio había destruido la ciudad ! El alcalde llamo a unos hombres para que lo capturaran, pero no pudieron.

      Cuando mis amigas y yo nos enteramos quedamos en casa de Malena, entonces Malena lo confesó todo y Andrea dijo:

     -¿Pero no pensaste qué ibas a hacer con él? -Lo siento, dijo Malena.

      -¡Vamos chicas, no os enfadéis con Malena! ¡Seguro que vosotras habríais hecho lo mismo!, dijo Silvia.

      Entonces tuvimos que entrar a la acción y lo cogimos, pero ¿ a qué no sabéis cómo? Pues os dejo con la duda; os seguiré contando esta historia en otro momento.

 


                                  CAPITULO 3

       Pues así lo hicimos: Ma lena que era la que más corría , con un trozo de carroña atrajo al dinosaurio hasta nuestra trampa que era una cuerda atada a dos árboles. Cuando el dinosaurio llegó a nuestra trampa tropezó con la cuerda, así que cuando cayó al suelo lo cogimos con una red muy fuerte que habiamos hecho.

       Después de capturar al dinosaurio lo llevamos al pasado.

       ¡Vaya historia mas alocada! ¿Verdad? ¿Os ha gustado? Dejad vuestros comentarios en la web.

 

                                                      FIN

Autora:

Silvia Gonzalez Alberca