Erase una vez una chica y un chico llamados Susi y Juan, eran muy buenos amigos.

Un día a Juan se le perdió la muñeca favorita de Susi y dijo Juan:

-Johh ahora como se lo digo a Susi.

Al día siguiente Susi estaba muy disgustada porque no encontraba a su muñeca, entonces Juan se lo dijo y Susi se enfadó.

En ese momento llegó una mediadora al colegio, y fue Juan a pedirle ayuda y la mediadora dijo:

    -Haz las paces con ella, Juan lo entendió. Pero Juan hizo otra cosa y compró la misma muñeca solo que nueva.Dijo Susi :

    -Vale pero no me lo vuelvas hacer más y dijo Juan:

    - Vale no lo haré más y Juan y Susi fueron buenos y la mediadora se puso contenta.

                                                            Autora: Mari Luz Montoya Maya