En un apartado lugar de una villa, en el campo, en una microciudad escondida bajo tierra, vivían un grillo y una familia de hormigas.El grillo vivía en una gran mansión para el solo ya que no tenía familia; era rico y caprichoso. Sin embargo la familia de hormigas vivía en una cueva y no tenían dinero, pero al estar juntos estaban felices y compartían todo.

               Un buen día el grillo iba paseando y pasó por la cueva en la que vivía la familia, se burló al ver sus malas condiciones de vida, pero ellos siguieron felices y apoyándose.

               Ya llegado a su casa, el grillo reflexionó y se sintió solo, empezó a sentir remordimiento por haberse burlado de ellos.A la mañana siguiente fué a disculparse y les donó mucho dinero para que puedieran vivir mejor. Ellos al ver la buena acción del grillo, le abrazaron y le explicaron que no todo se consigue con dinero, que es más importante tener amor, apoyándose unos a otros.El grillo respondió que él no tenía familia, entonces las hormigas le propusieron que se quedará a vivir con ellos. 

 

Autora:GuiñoNadia Martínez PedrazaTodo bien