Érase una vez,el día de Navidad, Santa Claus y su nuevo perro Paws descubren que los niños y niñas de New York han perdido el espiritu de la Navidad y deciden ir allí para devolver el espíritu navideño a los niños.Cuando volvían Santa Claus tuvo un accidente y perdió la memoria.Paws,al ver que Santa Claus estaba grave fué a pedir ayuda.Por el camino se encontró a una niña huérfana llamada Ally que aún conservaba el espíritu de Navidad.Ally decide llevarse a Paws al horfanato para alegrar y devolver el espíritu navideño a sus compañeras del huérfanto

Pero su malvada dueña no admitía perros en su horfanato. Así que Ally escondió a Paws en su habitación.Cuando su compañera de habitación Riley descubrió que Ally había escondido a un perro en su habitación pensó que era una mala idea pero ayudó a Ally a esconder a Paws porque quería que sus compañeras tuvieran espíritu navideño. Mientras tanto,Santa Claus estaba aún peor, pero por suerte el propietario de una tienda lo ayudó y le trató como si fuera un rey.Cuando Santa se fué recuperando el propietario de la tienda le ofreció trabajar en su tienda como Santa Claus y él aceptó.En el horfanato Ally y Riley le enseñaron a sus compañeras el perro que tenían escondido y al verlo las niñas se llenaron de espiritú navideño.En la tienda Santa Claus recuperó la memoria y se puso muy enfermo pero aún quería reunirse con Paws. Seguidamente en el horfanato la propietaria del horfanato descubrió que Ally y Riley habían estado escondiendo a Paws y se propuso matarlo .Por la noche, Ally se coló en el sótano y rescató a Paws.De repente llamaron urgentemente a la puerta.Riley abrió y vió al propietario de la tienda preguntando por Paws.Riley preguntó por qué querían llevarse a Paws y el propietario le dijo que el verdadero Santa Claus estaba en el hospital.Las niñas fueron corriendo al hospital con Paws y vieron a Santa enfermo pero cuando él vió a su fiel perro se recuperó.Finalmente,Santa se recuperó del todo y volvió con Paws al Polo Norte.Las niñas al ver que Santa y Paws se iban de vuelta al Polo Norte se alegraron por ellos,pero ellas no querían volver al horfanato.El propietario y su mujer no tenían hijos así que decidieron adoptar a Ally y Riley.


Autora:María Leal Durango 5º de primaria

 

¡Merry Christmas!