Érase una vez, en la noche de Navidad, el 24 de Diciembre, una familia inglesa estaba celebrando Navidad, cuando de pronto se oyó a lo lejos una explosión que hizo que todo el mundo

 Érase una vez, en la noche de Navidad, el 24 de Diciembre, una familia inglesa estaba celebrando Navidad, cuando de pronto se oyó a lo lejos una explosión que hizo que todo el mundo perdiera la ilusión de la Navidad, menos esta familia. Mientras tanto en el Polo Norte la estalactita de la Navidad se estaba derritiendo porque se alimenta de la ilusión por la Navidad, pero también era la magia con la que se hacían los juguetes, y como todo el planeta estaba perdiendo la ilusión la estalactita se derretiría en poco menos de diez días, y no sólo la estalactita estaba perdiendo su poder sino que Papá Noel también estaba perdiendo su poder. Papa Noel, con las pocas fuerzas que le quedaban,se dirigió hasta la casa de aquella familia montado en el trineo.Cuando llegó nevaba, y las temperaturas, eran las más bajas registradas ese año. No le costó nada localizar la casa de aqella familia porque era la única que seguía adornada en toda la ciudad de Londres, se metió por la chimenea. La familia alucinó al verle porque estaba delante de ellos el vivo espíritu de la Navidad, Papá Noel. La madre se desmayó y los hijos saltaron de alegria, Papá Noel les explico por qué estaba allí, y ellos aceptaron ayudarle porque les encantaba la Navidad, y porque Papá Noel era su ídolo. Lo primero que hicieron fue dejar a Papá Noel en su casa echado en la cama, para que descansara, porque ya estaba muy débil, después de acostarlo, se pusieron a redecorar las calles, pero eso no sirvió de nada. Luego probaron a cantar una canción navideña que había compuesto la hija pequeña. La gente, que estaba peleándose, dejó de pelearse y empezó a perdonarse y a redecorar sus casas, la estalactita y Papá Noel empezaron a recuperar las fuerzas y Papá Noel se despidió y emprendió el camino de vuelta hacia el Polo Norte. La estalactita volvió a ser mágica.


 

 


 

Autor:Francisco Diaz-Hellin Hellín Escribano de 5· de Primaria

Navidad, menos esta familia. Mientras tanto en el Polo Norte la estalactita de la Navidad se estaba derritiendo porque se alimenta de la ilusión por la Navidad, pero también era la magia con la que se hacían los juguetes, y como todo el planeta estaba perdiendo la ilusión la estalactita se derretiría en poco menos de diez días, y no sólo la estalactita estaba perdiendo su poder sino que Papá Noel también estaba perdiendo su poder. Papa Noel, con las pocas fuerzas que le quedaban,se dirigió hasta la casa de aquella familia montado en el trineo.Cuando llegó nevaba, y las temperaturas, eran las más bajas registradas ese año. No le costó nada localizar la casa de aqella familia porque era la única que seguía adornada en toda la ciudad de Londres, se metió por la chimenea. La familia alucinó al verle porque estaba delante de ellos el vivo espíritu de la Navidad, Papá Noel. La madre se desmayó y los hijos saltaron de alegria, Papá Noel les explico por qué estaba allí, y ellos aceptaron ayudarle porque les encantaba la Navidad, y porque Papá Noel era su ídolo. Lo primero que hicieron fue dejar a Papá Noel en su casa echado en la cama, para que descansara, porque ya estaba muy débil, después de acostarlo, se pusieron a redecorar las calles, pero eso no sirvió de nada. Luego probaron a cantar una canción navideña que había compuesto la hija pequeña. La gente, que estaba peleándose, dejó de pelearse y empezó a perdonarse y a redecorar sus casas, la estalactita y Papá Noel empezaron a recuperar las fuerzas y Papá Noel se despidió y emprendió el camino de vuelta hacia el Polo Norte. La estalactita volvió a ser mágica.

Autor:Francisco Diaz-Hellin Hellín Escribano

Érase una vez, en la noche de Navidad, el 24 de Diciembre, una familia inglesa estaba celebrando Navidad, cuando de pronto se oyó a lo lejos una explosión que hizo que todo el mundo perdiera la ilusión de la Navidad, menos esta familia. Mientras tanto en el Polo Norte la estalactita de la Navidad se estaba derritiendo porque se alimenta de la ilusión por la Navidad, pero también era la magia con la que se hacían los juguetes, y como todo el planeta estaba perdiendo la ilusión la estalactita se derretiría en poco menos de diez días, y no sólo la estalactita estaba perdiendo su poder sino que Papá Noel también estaba perdiendo su poder. Papa Noel, con las pocas fuerzas que le quedaban,se dirigió hasta la casa de aquella familia montado en el trineo.Cuando llegó nevaba, y las temperaturas, eran las más bajas registradas ese año. No le costó nada localizar la casa de aqella familia porque era la única que seguía adornada en toda la ciudad de Londres, se metió por la chimenea. La familia alucinó al verle porque estaba delante de ellos el vivo espíritu de la Navidad, Papá Noel. La madre se desmayó y los hijos saltaron de alegria, Papá Noel les explico por qué estaba allí, y ellos aceptaron ayudarle porque les encantaba la Navidad, y porque Papá Noel era su ídolo. Lo primero que hicieron fue dejar a Papá Noel en su casa echado en la cama, para que descansara, porque ya estaba muy débil, después de acostarlo, se pusieron a redecorar las calles, pero eso no sirvió de nada. Luego probaron a cantar una canción navideña que había compuesto la hija pequeña. La gente, que estaba peleándose, dejó de pelearse y empezó a perdonarse y a redecorar sus casas, la estalactita y Papá Noel empezaron a recuperar las fuerzas y Papá Noel se despidió y emprendió el camino de vuelta hacia el Polo Norte. La estalactita volvió a ser mágica.

Autor:Francisco Diaz-Hellin Hellín Escribano

Érase una vez, en la noche de Navidad, el 24 de Diciembre, una familia inglesa estaba celebrando Navidad, cuando de pronto se oyó a lo lejos una explosión que hizo que todo el mundo perdiera la ilusión de la Navidad, menos esta familia. Mientras tanto en el Polo Norte la estalactita de la Navidad se estaba derritiendo porque se alimenta de la ilusión por la Navidad, pero también era la magia con la que se hacían los juguetes, y como todo el planeta estaba perdiendo la ilusión la estalactita se derretiría en poco menos de diez días, y no sólo la estalactita estaba perdiendo su poder sino que Papá Noel también estaba perdiendo su poder. Pa

 

Érase una vez, en la noche de Navidad, el 24 de Diciembre, una familia inglesa estaba celebrando Navidad, cuando de pronto se oyó a lo lejos una explosión que hizo que todo el mundo perdiera la ilusión de la Navidad, menos esta familia. Mientras tanto en el Polo Norte la estalactita de la Navidad se estaba derritiendo porque se alimenta de la ilusión por la Navidad, pero también era la magia con la que se hacían los juguetes, y como todo el planeta estaba perdiendo la ilusión la estalactita se derretiría en poco menos de diez días, y no sólo la estalactita estaba perdiendo su poder sino que Papá Noel también estaba perdiendo su poder. Papa Noel, con las pocas fuerzas que le quedaban,se dirigió hasta la casa de aquella familia montado en el trineo.Cuando llegó nevaba, y las temperaturas, eran las más bajas registradas ese año. No le costó nada localizar la casa de aqella familia porque era la única que seguía adornada en toda la ciudad de Londres, se metió por la chimenea. La familia alucinó al verle porque estaba delante de ellos el vivo espíritu de la Navidad, Papá Noel. La madre se desmayó y los hijos saltaron de alegria, Papá Noel les explico por qué estaba allí, y ellos aceptaron ayudarle porque les encantaba la Navidad, y porque Papá Noel era su ídolo. Lo primero que hicieron fue dejar a Papá Noel en su casa echado en la cama, para que descansara, porque ya estaba muy débil, después de acostarlo, se pusieron a redecorar las calles, pero eso no sirvió de nada. Luego probaron a cantar una canción navideña que había compuesto la hija pequeña. La gente, que estaba peleándose, dejó de pelearse y empezó a perdonarse y a redecorar sus casas, la estalactita y Papá Noel empezaron a recuperar las fuerzas y Papá Noel se despidió y emprendió el camino de vuelta hacia el Polo Norte. La estalactita volvió a ser mágica.

Autor:Francisco Diaz-Hellin Hellín Escribano

pa Noel, con las pocas fuerzas que le quedaban,se dirigió hasta la casa de aquella familia montado en el trineo.Cuando llegó nevaba, y las temperaturas, eran las más bajas registradas ese año. No le costó nada localizar la casa de aqella familia porque era la única que seguía adornada en toda la ciudad de Londres, se metió por la chimenea. La familia alucinó al verle porque estaba delante de ellos el vivo espíritu de la Navidad, Papá Noel. La madre se desmayó y los hijos saltaron de alegria, Papá Noel les explico por qué estaba allí, y ellos aceptaron ayudarle porque les encantaba la Navidad, y porque Papá Noel era su ídolo. Lo primero que hicieron fue dejar a Papá Noel en su casa echado en la cama, para que descansara, porque ya estaba muy débil, después de acostarlo, se pusieron a redecorar las calles, pero eso no sirvió de nada. Luego probaron a cantar una canción navideña que había compuesto la hija pequeña. La gente, que estaba peleándose, dejó de pelearse y empezó a perdonarse y a redecorar sus casas, la estalactita y Papá Noel empezaron a recuperar las fuerzas y Papá Noel se despidió y emprendió el camino de vuelta hacia el Polo Norte. La estalactita volvió a ser mágica.

Autor:Francisco Diaz-Hellin Hellín Escribano