La Luna es tranquila, 

y al contrario que el Sol

ella no es amarilla.


La Luna sale por la noche,

Y el Sol sale por el día.


 La Luna no brilla sola,

el sol la ilumina.

 

Autora: Karina Vancea