Un día de verano, fue una familia al parque de atracciones .Esa familia estaba formada por cinco miembros :  la madre ,Cristina , el padre ,Santiago, el hijo pequeño, Pablo, la hija mediana Sara y el hijo mayor José Carlos .Conforme entraban iban viendo todas las atracciones ,a los niños les llamó la atención una llamada : “La casa del terror”.

   El problema era que Pablo no tenía suficiente estatura para montar, entonces sus padres  negociaron con los encargados de la atracción y dejaron entrar a Pablo, y todos los niños pasaron en fila;  al entrar, un payaso les dijo que no se permitía ni gritar, ni llorar, ni tocar a los actores y robots. 

1.-La primera habitación era un pasillo lleno de ventanas y puertas, de ellas salían monstruos que daban sustos.

2.- La siguiente sala era una cárcel donde había un montón de mazmorras, pero todas estaban vacías, excepto una en la que se encontraba encerrado un hombre con un hacha y cara de asesino; en acto seguido el hombre dio un hachazo a los barrotes y los rompió, entonces todos los niños huyeron asustados hasta la próxima sala,  en donde había otro payaso que decía que quien estuviera muy asustado se fuera por la salida ; Pablo decidió salirse porque le estaban dando mucho miedo aquellos monstruos. 

 3.-Sara y José Carlos siguieron la ruta hasta que llegaron a una habitación donde había una inmensa luz azul que cubría toda la sala, y en medio una cama en la que se encontraba la niña del Exorcista sentada en la siniestra cama  y que te seguía con la mirada , por supuesto, era una actriz.

4.-Cuando parecía que nunca acababa esa tortura,  se encontraban rodeados de sacos con carne  humana colgados del techo, y de repente, salió un hombre con el uniforme de carnicero y persiguió a todos los niños con una moto sierra hasta la puerta de salida; a Sara y a José Carlos les pareció una increíble experiencia y se lo pasaron genial. 

Escritora: Nadia Martínez Pedraza