Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2012.

UNA MAGNIFICA NAVIDAD

Erase una vez en un pueblo muy pequeño siempre había felicidad, pero había dos niños que vivían solos, se llamaban Juan y Paula. Paula tenía 8años y Juan 5años.

Vivían en una casa abandonada, se alimentaban de lo que les daba la gente. Un día antes de Navidad toda las familias ponían los árboles de Navidad, las luces y los demás adornos. Ellos al ver todas las casas con luces en los tejados, cantando villancicos, se pusieron muy tristes. Había una pareja muy joven que no tenían hijos. La pareja se llamaba Luis e Irene.

Al ver a los niños solos les preguntaron:

-¿Dónde estan vuestros padres?

-No tenemos padres, nuestros padres se han muerto.

Irene y Luis le dijeron

-¿Quéreis veniros a nuestra casa a vivir?

Juan y Paula dijeron:

Si queremos, y también queremos celebrar la Navidad.

La familia se fue a la casa y Luis e Irene les dijeron a Juan y a Paula:

-¿Quéreis ser nuestros hijos y quedaros a vivir con nosotros?

-Si, respondieron Juan y Paula.

Toda la familia muy contenta pusieron el árbol de Navidad, las luces y los demás adornos. Al día siguiente se despertaron y debajo del árbol de Navidad había muchos regalos con todos los nombres de la familia.Todos se quedaron muy felices y contentos, y colorin colorado esta magnífica Navidad ha acabado.

FIN

Autora:Isabel Olmedo Vela


La calabaza viviente

20121212205620-resized-calabaza.jpg

En la noche de Halloween los niños van de casa en casa pidiendo caramelos y si no les daban caramelos les hacían una jugarreta y... algunos hasta hacen calabazas con una cara sonriente pero maligna, eso me recuerda a una historia, algo que me pasó hace muchos, muchos años. Pero antes me voy a presentar, soy Jesús.

Yo antes era un niño de vuestra edad tenía 10 años e iba a quinto curso, tenía muchos amigos: Isabel, Carlos, Andrea, Silvia, Ángela y Malena.

Yo estaba en casa cuando pasó mi madre y le dije:

-Mañana, en la noche de Halloween, iremos a pedir caramelos y por eso necesito que me hagas una calabaza con la cara más terrorífica del mundo y después le ponemos un asa para llevarla.

-Vale Jesús.- me respondió mi madre

Al día siguiente la calabaza estaba lista, yo la cogí, me puse el disfraz y salí por la puerta, fuera estaban mis amigos.

-Jesús, ¿estas listo?.-me preguntó Andrea

-Sí, Andrea vámonos.

Fuimos de casa en casa, todos nos daban caramelos.

-Mirar cuantos caramelos tengo ¿cuantos caramelos tenéis vosotros?.-dijo Malena

-Muchísimos. Y tu Carlos.-le dice Silvia

-Muchos, pero me gustaría que alguien no nos diera.

-¿Por que?.-pregunta Isabel

Porque quiero hacerle una broma a alguien.

-¿Es solo por eso?.-pregunté

Entonces seguimos pidiendo caramelos por las casas hasta que llegamos a una casa muy misteriosa y terrorífica.

-Que casa tan extraña, no creéis.-dijo Ángela

-Sí, pero ¿quien va a llamar? Yo no.-añadió Silvia.

Todos me estaban mirando y entonces dije:

-Vaaale, yo llamaré.

Subí el escalón y... Din-don din-don, sonaba el timbre.

-¿Quien es?-dijo una anciana desde dentro mientras abría la puerta .

¿Truco o trato?.-le dije mientras extendía la calabaza que me había hecho mamá.

-Vete niño, note voy a dar nada.-dijo la extraña anciana cuando cerró la puerta.

-Bien, a gastarle una broma.-dijo Carlos

-Carlos, no deberíamos gastarle una broma a esta anciana, es muy rara.

-Tú haz lo que quieras yo se la voy a gastar.

Pero hubo algo que no vi, la anciana estaba mirando desde la ventana y vió lo que estábamos haciendo, no lo soportó, dijo unas palabras mágicas y...

¡CATACHOZ!

Mi calabaza empezó a moverse poco a poco hasta que consiguió saltar de mi brazo y fue hacia Isabel. Isabel corriendo desesperada, se tropezó con una piedra y cayó al suelo, la calabaza se aproximó a ella y se la tragó.

Después fue a por Carlos y también se lo tragó hasta que solo quedé yo, la calabaza se había puesto enorme, yo era muy alto, entonces me agarré de su pata y con mucho miedo trepe hacia arriba y me metí por el agujero de la boca allí me encontré a mis amigos.

-¿Estáis bien?-pregunté

-Sí.-respondieron todos.

-Y ahora, ¿como salimos de aquí?.-preguntó Malena

-De la misma forma que entramos, por la boca.-respondí

-Pero, ¿cómo? Está muy alto.-añade Andrea

-Con esta cuerda que he traído.

Así, salimos todos.

-Ahora hay que pararla, pero ¿cómo lo hacemos?.-dijo Isabel pensando.

Estuve pensando un momento y...

-Aja, ya lo tengo. Las frutas o las verduras se estropean se están mucho tiempo al sol, entonces hagamos un fuego para que se ponga mala y se muera y luego lo apagamos.

Y así fue la calabaza se murió y el fuego se apagó.

-Nos has salvado.-exclamaron todos.

Cuando llegamos a nuestras casas no le dijimos a nadie lo que había pasado.

FIN

AUTORA : Malena Ruiz García Casarrubios




UN DINOSAURIO EN LA CIUDAD

20121212204530-resized-resized-dinosaurio.jpg

                                 CAPITULO 1


      Erase una seis chicas llamadas Silvia, Isabel Simón, Malena, Andrea, Ángela y Isabel Olmedo. Yo soy una de ellas soy Silvia y os voy a contar una historia que nos pasó a mis amigas y a mi.

         Está historia comienza en el colegio, cuando mis amigas y yo estábamos en el recreo hablando sobre la clase de conocimiento del medio, hablamos sobre los dinosaurios y de como desaparecieron. Cada una decía una cosa de como desaparecieron los dinosaurios nadie se ponia  de acuerdo pero a mi se me ocurrió una idea y dije:

         -¿ Por qué no construimos una máquina del tiempo para viajar al pasado y ver quien lleva razón?

        Mis amigas se quedaron como diciendo pero eso es imposible pero yo dije :

       -Chicas ¡pero si somos muy listas podemos hacer cualquier cosa que nos propongamos!

      Esa frase convenció a mis amigas así que al día siguiente quedamos en mi casa para construirla y al final logramos construir una máquina del tiempo.

     Una semana después la probamos con un papel y si desaparecía la máquina estaba lista para viajar, y así fue, entonces mis amigas y yo metimos en una mochila lo necesario para viajar y nos fuimos al pasado. Cuando llegamos vimos a un dinosaurio con el cuello muy largo, era impresionante.

     Pero esa cara de  entusiasmo se nos quitó muy rápido al ver que se había despertado un volcán y que todos los dinosaurios morían abrasados por la lava así que enseguida volvimos a mi casa. Pero antes de irnos vimos unos huevos muy pequeños, a Malena le dio tanta lastima que los cogió y los metió en su mochila.

     ¡Que tarde es! os seguiré contando está interesante historia la semana que viene.

 


CAPITULO 2

 

      Cuando llegamos a mi casa vinimos todas muy asustadas, pero Ángela estaba muy satisfecha al saber que ella tenía razón.

     ¿Os acordáis cuando en el último capítulo Malena cogió los huevos de dinosaurio? Pues no se acordaba de que los había cogido; así que pasaron varios meses y el dinosaurio ya había crecido .

      Un día por la noche, el dinosaurio se escapó de la casa de Malena y entonces destrozó toda la ciudad. La gente se quedo asombrada ¡ un dinosaurio había destruido la ciudad ! El alcalde llamo a unos hombres para que lo capturaran, pero no pudieron.

      Cuando mis amigas y yo nos enteramos quedamos en casa de Malena, entonces Malena lo confesó todo y Andrea dijo:

     -¿Pero no pensaste qué ibas a hacer con él? -Lo siento, dijo Malena.

      -¡Vamos chicas, no os enfadéis con Malena! ¡Seguro que vosotras habríais hecho lo mismo!, dijo Silvia.

      Entonces tuvimos que entrar a la acción y lo cogimos, pero ¿ a qué no sabéis cómo? Pues os dejo con la duda; os seguiré contando esta historia en otro momento.

 


                                  CAPITULO 3

       Pues así lo hicimos: Ma lena que era la que más corría , con un trozo de carroña atrajo al dinosaurio hasta nuestra trampa que era una cuerda atada a dos árboles. Cuando el dinosaurio llegó a nuestra trampa tropezó con la cuerda, así que cuando cayó al suelo lo cogimos con una red muy fuerte que habiamos hecho.

       Después de capturar al dinosaurio lo llevamos al pasado.

       ¡Vaya historia mas alocada! ¿Verdad? ¿Os ha gustado? Dejad vuestros comentarios en la web.

 

                                                      FIN

Autora:

Silvia Gonzalez Alberca



LA ARAÑA

 

 

 

Un día de NOVIEMBRE pasó algo muy extraño en mi pueblo, ahora os lo voy a contar:

-Un día por la noche oí un cuchicheo, aunque me costó, al final me pude dormir.

Al día siguiente le pregunté a mis amigas si habían oído algo, todas me contestaron sí.

Me acosté con un poco de miedo y al día siguiente me vi rodeada de tarántulas, que miedo sentí, yo pensé no nos podrán hacer daño pero me he equivocaba. Se pasaron los días, cuando ya se habían pasado diez días me acorde de mi araña,( Una araña que me trajo mi padre de la selva, y es enorme) me acordé del tamaño que tenían las tarántulas y luego dije en mi mente:

-¡¡¡Mi araña es más grande, bieeen!!!

Al undécimo día la solté al principio creí que iba a perder pero luego cambié de idea porque mataba a cinco de una vez, todos la animábamos, al final, como no, ganamos nosotros y para darle las gracias decidimos celebrar el once de noviembre una fiesta para mi araña

Autora: Ángela Campos González

No hay comentarios. Comentar. Más...

EL ÁRBOL MAGICO

 

  Se acercaba la navidad y pusimos el árbol, lo adornamos con bolas rojas y plateadas, pequeños Santa Claus, pequeños muñecos de nieve, luces y unas pequeñas campanas plateadas.

Un día deseé que nevara, oí las campanas tilín, tilín y de repente se puso a nevar, yo pensé:

-Qué casualidad.

Corrí hacia mi habitación cogí mis botas de agua y salí a la calle, era verdad nevaba ¡qué se podía pedir más! era un día fabuloso y sin colegio. Y mi hermana y yo nos pusimos a jugar al PARTI JUNIOR , al final gané yo, luego salimos e hicimos muñecos de nieve. Días después pedí que se juntara la primavera y la navidad,volví a oír las campanas tilín, tilín me fijé en el calendario y el veinticuatro de noviembre vi media flor y medio copo de nieve y dije:

-¡Bieeen existe la magia! bieeen.

Pero solo la utilizaré para cosas necesarias como quitar la crisis, quitar el paro… y así el mundo sería perfecto ¡qué bien!

Autora: Ángela Campos González


LA BATA

 

Capitulo I

 

   Salía yo del coche y nada mas abrir la puerta encontré a mi bata andando. Grite:

-Aaah

Me devolvió el grito y luego se hizo la muerta.

Me pellizqué para asegurarme de que no era un sueño . Exacto no era un sueño.

Al día siguiente me desperté con un poco de miedo por si veía a mi bata otra vez andando.

Me acerqué sigilosamente a ella y le dije:

  • Conozco tu secreto, puedes confiar en mí, pero ten cuidado.

    A partir de ese día me encontraba a mí bata haciendo tareas de la casa, bañándose, haciendo manualidades. Jugábamos juntas a juegos de mesa.

    Poco a poco se fue convirtiendo en mi mejor amiga.

    Capitulo II

     

    Cuando llegó la navidad mi bata y yo pusimos el árbol le pusimos bolas de colores diferentes rojas, plateadas … espumillones dorados, lepusimos cintas y una estrella bien a lo alto y brillante.

    En noche buena nos reunimos todos y cuando se fueron todos bastante despues de recoger yo me lebante a beber agua y cerca del árbol vi una sombra que estaba robando los regalos esa sombra era muy pequeña osea que no podia ser mi bata.

    Al día siguiente como yo sospechaba no había rgalos.

    Y mi bata y yo decidimos investigar cogí mi bolso mas grande y meti en él las cosas mas importantes y tambien a mi bata porque somos muy buen equipo.

    Fuimos de casa en casa preguntando si les habían desaparecidos sus regalos y todos nos contestaban lo mismo si.

    Preguntamos en una casa nos dijeron lo mismo pero esa casa tenía cámaras de seguridad y descubrieron gracias a las grabaciones que fue un duende muy feo y raro y desde entonces pusi eron sus regalos pero falsos.

    Luego ponían los de verdad .

    Autora Ángela Campos González

     


     


     

     


LA LUNA Y EL SOL

El sol ilumina el día,

La luna ilumina la noche

Cuando pienso en sol

me lleno de alegría,

pensando en su sonrisa,

me sorprendo yo misma.

Cumdo miro la Luna

desde el porche de mi puerta

No puedo dormir de noche

de las maravillas que he visto

este día.

AUTORA: Malena Ruiz García Casarruibios


UNA FAMILIA INSEPARABLE

   En la caseta de mi casa vivía un perrito con sus abuelos.El perrito se llamaba Kiko, su pelo color blanco y rizado, su abuelo se llamaba Edi y su pelo era gris porque ya tenía muchos años, su abuela se llamaba Luna y era igual que Edi.          

   Eran una gran familia, una familia que se quería mucho.

   Un día de invierno, cerca de Navidad, Kiko estaba jugando en la nieve cuando de repente pasó por delante de él una mariposa de color azul, Kiko la siguió y.. poco a poco se fue dando cuenta de que ya no estaba en su casa y se asustó mucho. Sus abuelos estaban durmiendo y no se dieron cuenta de que Kiko no estaba.

   Kiko fue andando frente a la ventisca que se había desatado, no sabía a donde ir, estaba confuso y helado de frío. Kiko vio al otro lado de la calle un jardín con una cápsula para protegerlo y vio a un perro más o menos de su edad y le pidió:

   -¿Puedo refugiarme en to casa por favor?

   -Claro-respondió el perro mientras saltaba y le daba a la manivela para abrir la puerta.

   Una vez que Kiko estaba dentro le preguntó al otro perro:

   -¿Como te llamas?

   -Pipo ¿Y tu?

   -Yo, Kiko.

   Los dos perros se pusieron ha hablar y se hicieron muy amigos. Mientras estaban jugando una voz que venía de dentro decía:

      -Pipo, venga pasa dentro que te vas a congelar ahí fuera.

   Pipo pasó dentro con cara triste y Kiko se escondió en una caja y allí se quedó dormido.

   Mientras tanto, sus abuelos se habían despertado y estaban buscando Kiko.

   -Luna, creo que he encontrado algo.-dijo Edi

   -¿Qué has encontrado?

   -Las huellas de Kiko

   -Si, son sus huellas .

   Y así los dos siguieron sus huellas. Los dos ancianos estaban cansados y sin fuerzas para seguir hasta que llegaron a una casa con una placa que decía:

 

            "PROPIEDAD DE ISABELA PÉREZ"

 

   Luna gritó:

   Kiko,Kiko ¿donde estas?

   Kiko, dentro de la caja se despertó al oir los gritos de su abuela.

   -¡Abuela! Me has encontrado, gracias.-exclamó

   Kiko lleno de alegría. Esa familia se fue a su casa y no se separaron nunca jamás. Aquella pareja si que era una familia inseparable.

 

                                      Fin.

       Autora: Malena Ruiz García Casarubios.


LA ESCULTURA QUE QUERÍA VIVIR

                      CAPÍTULO I

En el escaparate de mi tienda hay muchas esculturas de cerámica para pintar, pero una de ellas era especial, era muy especial, era una escultura de un perro.

Aquel perro estaba harto de estar todo el día allí, estaba harto de ser una estatua, quería ser un perro de verdad.

Un día había mucha gente comprando muchas esculturas, compraron de todo tipo, menos la del perro.

Esa misma noche el perro deseó ser un perro real y... al siguiente día...

                       ¡PUNCH!

El pobre perro se cayó de la estantería en la que estaba y... ¡era un perro real!

El perro salió de la tienda y...¿Quién sabe que aventuras le esperan?

Descubrirlo en el siguiente capítulo donde este perro descubrirá, que la vida siendo lo que no es, es mucho más difícil de lo que se piensa.

 

                     CAPITULO II

Cuando el perro salió de la tienda... ¡Que susto se llevó! Por casi le atropella un camión.

El perro aterrorizado siguió su camino, le surgieron miles de peligros, tenía hambre y frío y no tenía a nadie que le ayudara, los perros no se juntaban con él, seguía siendo una estatua por dentro. El perro estaba muy triste y arrepentido de aquel deseo. Por la noche el perro se tumbó en un banco y volvió a desear ser un perro hecho de cerámica, sin color y estar en esa vieja estantería, estaba arrepentido de verdad y poco a poco se fue durmiendo.

Y a la mañana siguiente, ¡volvía a ser un perro de cerámica!

Desde ese momento esa escultura no volvió a desear lo que no es.

AUTORA: Malena Ruiz García -Casarruios


La Suerte del Medallón

   Érase una vez una niña llamada Alba que de pequeña tuvo una trajedia, y es que su madre murió a dar a luz, y el único recuerdo que tenía de ella era un medallón con la foto de su madre.Siempre iba con él nunca se lo quitaba.

   Cuando creció Alba era una niña muy alegre y extrovertida, que tenía un montón de amigos, con los que salía a divertirse,menos cuando era verano, que a sus les gustaba ir a la playa, a bañarse, tomar el sol,pasear descalzos por la arena...Pero Alba tenía miedo al agua, porque su padre al morir su madre fue muy protector con ella para que no le pasara nada, entonces no sabía nadar, ni monter en bicicleta, ni a caballo, ni en patines en nada en lo que pudiera pasar algo.

   Hasta que un día Alba se fue a la playa con sus amigos, sin pedirle permiso a su padre, porque estaba harta de quedarse sola en su casa mientras sus amigos se divertían en la playa, ella se lo pasaba fenomenal jugando a las palas, paseando,etc.

   Así que al día siguiente hizo lo mismo, se fue a la playa sin pedirle permiso a su padre, pero paseando por la orilla de la playa se le cayó el medallón de su madre y las olas se lo llevó hacia dentro entonces Alba pensó que si se enteraba su padre que había perdido el medallón le iba a regañar entonces no se lo pensó dos veces y se metió en el agua para buscer el medallón y no tuvo miedo porque lo importante era recuperarlo, así que nadó hasta él y cuando llegó a casa se lo contó a su padre,y así el padre también se dio cuenta de que no tenía que ser tan protector con su hija y apartir de entonces Alba se apuntó a natación, aprndió a montar en bici, etc.

   Desde entonces Alba fue muy feliz.     

   Fin

   Autora:Andrea Molina Ortega


SALVANDO LA NAVIDAD

20130109210835-resized-resized-salvandonavidadportada.jpg

          CAPITULO I                          

   Hace mucho tiempo en un pequeño pueblo cerca de una montaña nevada, los niños creían en la Navidad, en la ilusión de que Papa Noel les traería regalos a todos los niños, pero con el tiempo los niños han ido perdiendo esa ilusión.

                                    * * * * * * * * * * *

   Pero aún quedaba una esperanza en dos niños que sí creíanen la ilusión que traía la Navidad.

    Los dos niño se llamaban Laura que tenía ocho años y Álvaro de doce años.

   El día de Navidad, Laura estaba junto a la ventana mirando las casas, todas estaban si adornos navideños y... en ese isntante su madre entró por la puerta y le dijo:

   -Laura, lla es muy tarde, anda vete a la cama, que si no vas a espantar a Papá Noel.

     -Si, mamá, no quiero espantar a Papá Noel.

    Al día siguiente Laura y Álvaro fueron corriendo a ver sus regalos. Buscaron por todos lados y no encontraron nada, los dos se quedaron muy disgustados y tristes por no tener sus regalos navideños. Cuando llegó la noche, Laura y Álvaro se iban a la cama y, cuando lla estaban medio dormidos, un hombre muy alto y grande entró por la ventana de su habitación...
   -¡Es Papa Noel!.-grita Laura
   -Ehh...Laura, ¿por que gritas?.-pregunta Álvaro cansado.¡Ahí va! es Papa Noel.
   -Venid con migo.-Les dice
Papa Noel.

   -¿A donde nos llevas?.-le
pregunta Laura. -Ahora lo vereis, subir al trineo

   -¡Vaya! Que bien se ve desde aqui el pueblo.-dice Laura
   -Es verdad. -Chicos, lla hemos llegado, bajar. Los dos niños pasaron por una puerta enorme, que daba paso a la imponente fábrica de regalos de Papa Noel. Los dos niños asombrados preguntaron:
 

   -¿Por que nos has llevado hasta aquí?

   -Venir hos voy a enseñar halgo que va a aclarar todas vuestras dudas.- les responde.
   Los dos niños iban detrás
de Papá Noel que se dirijía hacia una mesa donde estaba un pequeño duende guardando unos papeles en un cajón.
   -¿Me puedes dejar las listas de los que creen y no creen por favor? .-le pregunta Papa Noel.
   -Sí, jefe.

   -Tomar, mirar las listas.  

    -¿Que? Somos los únicos que creemos en la magia de la Navidad.

   -Me temo que sí jovencita. 

   -Por eso no habían adornos en las casas.-dice Laura.
   -Pero...¿por que no nos trajiste regalos?.-pregunta Álvaro.

   -Porque mi fábrica funciona con la ilusión de los niños y si los niños no creen en la Navidad mi fábrica no funciona. Chicos tenéis que salvar la Navidad por mi, yo estoy muy débil.
   -Si, lo haremos.-exclama Laura.

 

AUTORAS:

Malena Ruiz García Casarrubios

Silvia González Alberca

CAPITULO II

    Entonces Papá Noel llevó a los niños a su casa.

   Papá Noel les dijo:

   -Confío en vosotros porque yo estoy muy débil.

   -Vale, exclamó Laura yo te ayudaré.

   -¿Tu qué dices Álvaro?

   -¡Pues claro! Respondió Álvaro

   -Y entonces ¿Ya somos un equipo? Preguntó Laura.

   Los niños fueron a la fábrica a ver en que podían ayudar.

    Estuvieron un buen rato observando la máquina de hacer juguetes.

   Era muy raro porque había un  duende encargado de preparar  los juguetes.    

   Laura le preguntó a Álvaro:

   -¿Por qué no jugamos a que somos detectives para averiguar por qué

los niños no creen en la Navidad?

   -¡Vale! Exclamo Álvaro.

   Entonces los niños estuvieron interrogando a todos los duendes pero todos eran buenos ninguno

destacaba del otro.

   -¡Ya lo tengo! exclamó Laura ha sido el duende que le asesora a Papá Noel .

   -¿Estás segura de lo que dices? le dijo Álvaro .

    -Sí, estoy segura . 

  Entonces Laura tan segura interrogó a aquel duende pero no era él.

        Y Laura siguió acusando a aquel duende hasta que el pobre empezó a llorar.

   -¿Tú crees que ha sido él? dijo Álvaro

   -¡Que si estoy segura!

   Al final Laura dijo que vale.

 Estuvieron interrogando a todos pero al final encontraron al culpable.

 Era un duende un poco raro en verdad muy muy raro .

   Laura le estuvo haciendo más preguntas pero en algunas preguntas  pensaba  mucho

  AUTORA: Isabel  Simón Moragón.

CAPITULO III 

Entonces Laura y Álvaro fueron a investigar a los niños del

pueblo y empezaron a hacer preguntas pero, ¿por qué no creéis

en la Navidad? Y ninguno le respondió cuando de repente se le

acercó una niña y les dijo:

-Es que hay un duende que nos ha dicho que la Navidad es mentira y que papa Noel no existe

 -¡Pero que dices exclamó Laura !

 Eso es mentira porque nosotros hemos visto a papa Noel, entonces Laura y Alvaro empezaron a buscar al pequeño hasta que lo atraparon.

 Autor: Antonio Montoya Vargas

CAPITULO IV

Cuando cogieron al pequeño duende, le preguntaron:

-¿Por qué quieres estropear la Navidad a los niños, si ellos no te han hecho nada a ti? ¿Y quitarles la ilusión?

Y él les respondió:

-Porque los niños se ríen de mi al ser pequeño, tener las orejas puntiagudas y tener un acento muy extraño. Entonces me sentía tan mal que pensé en la manera de poder hacerle daño a todos los niños del mundo. 

Así que se me ocurrió, al estar al lado de Papá Noel,  intentar que los niños no creyeran en la Navidad en estas fechas tan especiales donde se reúnen todas las familias, el día de Noche Buena, a esperar a los regalos de Papá Noel.

Entonces Laura y Álvaro fueron a comentárselo a Papá Noel a ver si podía hacer algo para solucionar el problema.

Autora:Andrea Molina Ortega

CAPITULO V

Entonces Papá Noel Laura y Álvaro fueron a buscar al duende y les pregunta al duende:

   -¿Por que les dices a los niños que no crean en la Navidad ?

   Y respondió el duende:

   -¡Qué yo no he sido!

   Y Papá Noel fue a investigar con Laura y Álvaro al pueblo. 

AUTOR:David Viorel Termure

CAPÍTULO VI

Al ver que no había nada raro en el Pueblo.

Álvaro le dijo a Papa Noel.

 -Vete Laura y yo nos quedaremos a qui por si pasa algo y dijo Papa Noel:

-No sé si dejaros solos porque luego yo me llevo toda la culpa.

 Y dijo Álvaro:

-Venga porfi déjanos  solos y dijo Papa Noel:

-Venga, vale pero si os pasa algo me llamais

-Venga vale exclamó Laura

Y Papa Noel cuando iba para su hogar pasó una cosa muy rápida y Papa Noel fue y la persiguió hasta no parar.Pero era otro duende malo.Y Papa Noel fué.....

Autor:Jesús Montoya Fernandez.

CAPÍTULO VII

Papá Noel lo persiguió pero cada vez se alejaba más,y Álvaro y Laura persiguieron al duende Risotas,Papá Noel dijo:

-Tengo que descubrirlo como me lamo Santa Claus o conocido como Papá Noel. Porque si no los niños no creen en mi,Papá Noel se disfrazó de duende malo.

Se compró dientes,ropa verde,un gorro verde de pico alto y cambió la voz. Y Papá Noel le descubrió y era nada más ni nada menos su hermano Y Papá Noel le dijo:

-¿Por qué lo has hecho hermano?

Y su hermano respondió:

-Hermano no tenía dinero y tuve que meterme a duende malo

AUTOR:Ramiro Montoya Maya

  CAPÍTULO VIII

El duende malo tenía dos hermanos más, Jesús y Marta. Una noche en su sueño era bueno. Al día siguiente habló con sus hermanos, porque el quería ser bueno . Y le dijo:

   -Vamos a pasar la navidad y a poner el árbol. Nos lo pasaremos muy bien los tres juntos adornando el árbol uno pone las estrellas otro los cintas y otra los regalos y también le ponemos leche y galletas en un plato a Papá Noel pasaron lanoche juntos comieron, bebieron y tocaron la zambomba

AUTOR: Jesús Alberca Leal

CAPÍTULO IX

Álvaro y Laura persiguieron al duende Risotas pero pero nolo cogían, cuando paso la noche Álvaro y Laura siguieron alduende Risotas sin que les viera, pasó a una casa y lo vieronrobando juguetes debajo de los árboles de navidad y luego losmetió al saco que le robo a Papa Noel y también le robo sutrineo. Cuando llegó a su casa del polo norte ,Álvaro y Laurallamaron a la puerta, el duende Risotas les abrió y Laura le dijo:

   -Duende Risotas te hemos visto robando juguetes en las casas,¿por qué lo haces? El duende Risotas contestó:

   -Lo hago porque Papa Noel no me hace caso y por eso les quitó a los niños los regalos ¿me podéis ayudar?.

   Lo sabremos en el siguiente capitulo.

   Autora:Isabel Olmedo Vela

CAPÍTULO X

-No.- Contestó Laura y Álvaro-, e intentaron otra vez coger al

  duende Risotas. Pero el duende Risotas les cerró la puerta en

la cara y Laura y Álvaro se enfadaron y tuvieron otro plan. El

plan era que, cuando le vieran otra vez, lo agarrarían y lo iban

a interrogar . Cuando lo interrogaron, no pudieron porque se

escapó.

 Autora: Conchita Pubill Montoya.

CAPÍTULO XI

Cuando los dos duendes   terminaron la fiesta se   pusieron a hablar de lo bonita que es la navidad y  acordaron ir a pedir perdón  a Papa Noel y a  que les dejara trabajar en la fábrica de juguetes.

   También querían colaborar con Álvaro y Laura en decorar todo el pueblo y transmitir el espíritu de la navidad entre toda la gente.

    AUTOR: Carlos González    Fernández.

CAPÍTULO XII

Pero habían mentido, y cuando Álvaro y Laura se dieron la vuelta los dos duendes escaparon.

Álvaro y Laura corrían tras ellos, Álvaro dijo:

-¿ Por qué hacéis esto ?

-Porque queremos que los niños sean nuestros esclavos con esta máquina hipnotizadora.

-No lo permitiremos,exclamó Laura.

    -¿ Dónde va ?

    -¡ Al centro de la ciudad !

    -¿ Y para qué ?

    -Para hipnotizar a los niños.

El duende consiguió llegar al centro de la ciudad !

    ¡ Oh no ! ¡ Ha  llegado al centro de la ciudad ! ¿Qué va a pasar ahora?- Exclamaron Laura y Álvaro.

    Continuará ...

Autor:Jesús Manzanares

CAPÍTULO XIII

Y el duende los hipnotizó y Papa Noel se fue a buscar al duende. Al final Papa Noel encontró a Laura y a Álvaro y papa Noel vio a los niños hipnotizados y silbó y se le quitó la hipnosis. El  duende salió corriendo y Papá Noel no lo encontró

AUTOR: Jesús Ángel Fernández Heredia

CAPÍTULO XIV

Laura y Álvaro vieron que el duende se iba hacia una esquina lo siguieron hasta que lo perdieron  de vista. Al cabo de un tiempo volvieron a encontrar sus huellas, las siguieron y llegaron a una  cueva y oyeron una conversación. Estaban Risotas y el presidente del consejo de duendes malos. Hablaban de que casi habían conseguido suobjetivo.   

Laura y Álvaro  llamaron a Papá Noel y le contaron  lo que habían oído, Papá Noel les  dijo que se reunieran en el centro de la ciudad, cuando llegaron se encontraron  a los tres Reyes magos, les contaron todo desde el principio y ellos les dijeron :-Ya sabemos qué hacer.

AUTORA: Ángela Campos González 

CAPÍTULO XV  

 

Melchor el líder de los Reyes Magos, señaló a una bolsa que tenia Gaspar y dijo :

-Usaremos esa bolsa para paralizar durante un momento a los duendes malos.

Baltasar preguntó:

-¿Pero no afectará a los niños o duendes buenos?

Gaspar contestó:

-No porque son polvos especiales. Entonces ¿a qué esperamos? afirmaron Laura, Álvaro y Papá Noel. Papá cogió los polvos y los extendió por el pueblo, todos los duendes malos quedaron paralizados y ¡lo mejor!...la máquina de hipnosis se convirtió en un árbol de navidad y todos avistaron a un duende que no estaba paralizado.Era Rufus el hermano de papá Noel y le dijo a papá Noel:

-Estoy con vosotros confiad en mi.

Papa Noel no daba  crédito. Melchor, Gaspar y Baltasar dijeron:

-Solo falta devolver a los niños la esperanza navideña.

Pero había un problema ¡los duendes se volvían a mover! 

AUTOR:CARLOS RUIZ GARCIA CASARRUBIOS

CAPÍTULO XVI

    Papa Noel dijo a su hermano:

-Confío en ti Rufus contestó:

-Como tengo el traje de duende malo me meteré en el congreso de  duendes malos y pondré una excusa.

    Pero no fue tan difícil pusieron mil pegas hasta dejarlos pasar y lograron pasar gracias a Rufus que dijo :   

-Son esclavos para convertirse  en duendes malos. Mientras los reyes irían echando polvos de casa en casa, pero había un problema que había dos duendes en cada  casa ¿cómo despistarán a los duendes ? Lo sabremos en el próximo capítulo

Autor :Ismael Fernández  Fernández

CAPÍTULO XVII

     Mientras que Rufus entretenía a los duendes que vigilaban, Álvaro , Laura y Papa  Noel cogieron la capa de invisibilidad que les habían dado los Reyes Magos y se adentraron en el congreso de duendes malvados .        

     Vieron a los duendes, que estaban planeando no solo quitar la ilusión al pequeño pueblo de Laura  y Álvaro sino quitar la ilusión a los niños y adultos de todo el mundo, pero antes de que pulsaran el botón de la máquina destruyenavidades.  Álvaro, Laura y Papa Noel con varias cuerdas  ataron a los duendes, llamaron a la patrulla de duendes navidescos que los metieron en la cárcel y por  último destruyeron la máquina destruyenavidades . Así que todo el mundo volvió a creer en la navidad.

Mientras tanto Álvaro y  Laura recibieron un trofeo por salvar la navidad. 

    Autora: Silvia Gonzalez   Alberca

   

 






 

 












Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next