Hoy en el día de la paz escolar, en nombre de mis compañeros y compañeras de la clase de sexto, hemos preparado unas lágrimas con deseos que esperamos que se cumplan o se dejen de hacer, como por ejemplo: la violencia de género. Las lágrimas que hemos hecho simbolizan que esperamos que no caiga una sola lágrima por la violencia de género contra las mujeres, que no haya maltrato, ni ningún tipo de violencia. La clase de sexto, os pedimos que os deis cuenta todos de que muchas cosas que hacemos están mal, como por ejemplo: marginar a un niño por su aspecto o su carácter.

Y esperamos que no caiga una sola lágrima por cualquier tipo de violencia.

Andrés Tapia Meco