Érase una vez una niña  que estudiaba en un colegio llamado María de las Artes. Después del colegio se dedicaba a jugar con sus hermanos y a ver la tele. 

Un día Ana (que así se llamaba la niña) vió a un niño que se llamaba Alberto y se enamoró profundamente de él.

-Hola. ¿Como te llamas?- Preguntó Ana.

- Alberto ¿Y tú?

-Yo me llamo Ana. ¿Dónde vives? Yo en esa casa de ahí.

Siguieron hablando de su amistad en el parque. Se hicieron íntimos amigos y se despidieron hasta el próximo día.

Al día siguiente, en colegio, Ana se lo contó a sus amigas y se pusieron todas muy contentas. Y en ese momento llegó Alberto:

-Hola chicas. ¿Qué hacéis?

-Nada hablando de cosas de chicas.

-Eso no me gusta. A saber que os traéis entre manos.

-Qué vamos a tramar Alberto.

-Nosotras no tramamos nada.-dijo una amiga de Ana.

 

En ese momento Alberto se empezó a enamorar de Ana. Pero ocurrió una horrible tragedia, ¡¡¡Ana se tenía que mudar a Francia !!!

Alberto y Ana se pusieron muy tristes y con una despedida, se despidieron de su “amor imposible”.

 

 

FIN

 

Autoras: Mª Jesús y Rebeca Molina