Facebook Twitter Google +1     Admin

CINCO O UNO

      Eráse una vez un niño llamado  “CINCO”. Cada año cambiaba de nombre porque “5” veces no le había visitado Santa-Claus. La Ciudad en donde  vivía Cinco llamada Cincolandia. Se llamaba así porque el alcalde era el padre de cinco“5”Tenía que caminar mucho para trabajar porque como (Santa-Claus) no venía a su casa no tenía juegos y para comprarse un juguete tenía que ganar dinero.

    Una vez decidió explorar el campo y se fue a trabajar por otro camino.

Encontró un volcán que no sabía  que era un volcán y se  fue de ventanas y fue a montar una caseta. Cuando volvió a su casa sus padres le preguntaron:

-¿Cuantos dineros has ganado hoy?-

-Ninguno-le contestó Cinco.

Su madre le dio.

-¿Pero mamá por qué?-

-No sabes que también comemos de tu paga-

-¿Que, hacéis que?

-Ya no voy a trabajar más. Ese dinero es mío! le contestó Cinco.

Ese año de camino a Cincolandia, la primera vez que iba a Cincolandia Santa-claus, se chocó con el volcán y se refugio en la caseta.

Al día siguiente Cinco fue a la “montaña”volcán y se  encontró con Santa-Claus:

-¿Quien es usted?-

-Soy Santa-Claus y tengo a Rudolf para confirmarlo-

Cinco le salvó y tuvo una mascota llamada “Rudolf”.

Desde ese momento Cinco se llamaba Uno, de una vez que le había visitado Santa-Claus.

Y a partir de entonces  le visitaba todos los años Santa-Claus.

    Autor: Moisés Cruz Olivares

 

 

03/12/2010 10:27 elcanio5 Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

elcanio5

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next